-->

miércoles, 6 de mayo de 2015

Ingresado con pronóstico reservado tras regalar un consolador a su madre.

Eduvigis haciendo uso del artilugio que le regaló su chico por el día de la madre. Pues nosotros la vemos muy contenta, mire usté.




Continúa ingresado, aunque ya con pronóstico "menos grave", el joven brutalmente agredido por su madre, tras recibir de éste el pasado fin de semana (día de la madre) un juguete sexual.



Como viene siendo habitual en la abnegada vida de los redactores mal pagados de CDM y tras arriesgar su vida colándose en la planta de traumatología del Hospital Virgen de la Salud sorteando pasillos plagados de enfermos con vomitonas y "ayayays", nuestro compañero Carmelo Cotón consiguió en exclusiva las primeras declaraciones del joven agredido,  Felisín Costillares, en el momento de ser escayolado de arriba a abajo cual momia egipcia.

Preguntado el amigo Félix (Felisín para los amigos) por las razones de tal paliza nada menos que de su propia madre y en un día tan señalado, éste nos dijo como única justificación “que la culpa la tenía un chiste". Intrigado por tan extraña respuesta, nuestro reportero consiguió finalmente una explicación.

"El caso es que mi madre, que desde que hizo un curso de internet se ha vuelto de lo más moderna –comenzó el relato Felisín- me dijo que quería un “palo selfie” de esos pa retratase cuando va a la ermita a hacer la novena con sus amigas. Y como en mi casa somos mu de bulla, mira tú por donde me acordé de un famoso chiste que confundía el palo selfie con un palo “pa ser feliz” y decidí ponerlo en práctica y acercarme a un sex shop que hay en los aledaños del puti de Ocaña, con la intención de comprarle un consolador modelo “senegalés marido de Raquel Mosquera”. "Se parte" –pensé- "mi madre se parte…. como encima da la casualidad que se llama Consolación y además está viuda ¿sabe usté? Me dije fijo que se troncha de risa"


"Y como en mi casa somos mu de bulla, mira tú por donde me acordé de un famoso chiste que confundía el palo selfie con un palo “pa ser feliz”

"No sé porqué sería, pero pa mí que estaba mosqueada ya por algo. Porque conforme le di el regalo al llegar de Plató a las 12 de la mañana del domingo, cogió el cepillo de aluminio nuevo que habíamos comprao pa barrer el corralón y no paró hasta rompérmelo en las costillas"

"!Al principio pensé que el cabreo venía porque le había pisado lo fregao con mis zapatillas “niubalans” que traía llenas de barro del botellón; pero por los gritos y los insultos que profería enseguida me di cuenta de que el problema iba a ser el regalo... tú fíjate con los cuartos que me había costao"

Como es costumbre en esta revista, nuestra redacción contactó inmediatamente con la agresora para conocer su versión de los hechos.

Fue así cómo Consolación García-Quintales (que así se llama la interfecta) en libertad con cargos por delito de parricidio en grado de tentativa  y agravante de ensañamiento por la insistencia en darle golpes hasta llegar a romper el mango de aluminio del cepillo, nos explicó las razones que la llevaron a actuar con semejante saña, contra el fruto de su vientre:

“Eso no se le hace una madre viuda,  por muy de bulla que una sea… ¿Pero quién se ha pensao el desgraciao este que soy yo?... ¿Un zorrón de esos que van con él al botellón?. Amos por Diosss…. Otra cosa no será una, pero decente….. como la que más. Además yo le guardo el luto a mi Aniceto hasta que me vaya con él al otro barrio”


"¿Pero quién se ha pensao el desgraciao este que soy yo?... ¿Un zorrón de esos que van con él al botellón?"

¿Y qué ha hecho usted con el regalo? -preguntamos por curiosidad malsana a Consolación-

"Pues en principio había pensao en donarlo a la asociación de viudas para disfrute general del personal, pero luego pensé pa mis adentros “quita quita que la gente es mu rara y seguro que piensan que lo regalo usao”, así que he decidío quedármelo pa mí y buscarle otras utilidades que no fueran las guarrerías propias que se le suponen a este artefacto… que no vea usté lo bien que queda la masa de las empanadillas usándolo como rodillo… que oyes… como tiene el tamaño ideal y algo te invita a sujetarlo con fuerza, pues como que amasas mejor”

Sin embargo, fuentes de la asociación de viudas que prefieren guardar el anonimato, nos comentaron que : “saben a ciencia cierta que la Consolación está usando el instrumento que le regaló su hijo para su uso verdadero, porque la han visto comprar la masa de las empanadillas en el Ahorramás, “lo que pasa es que siempre ha sío una estrecha… mira si no la que le ha liao al pobre chico por acordarse de ella el día de la madre”… “Bueno estrecha y también muy egoísta y arsoluta" –comentó la Eduvigis- "¿A ver si no que le hubiá costao llevase el asunto de vez en cuando a la asociación, por si alguna tuviésemos que amasar lo que fuera? Oyes… que no piensas más que en ellas"


Desde el hogar del jubilado y comiendo empanadillas con una masa especialmente suave, Carmelo Cotón.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination