-->

miércoles, 18 de marzo de 2015

¡¡Que vienen las elecciones!!

Indalecio Paramecio sueña con el día que lleguen las elecciones, pero no nos ha querido contar a quién va a votar. Aunque por sus comentarios... algo podemos intuir.





En medio del estropicio político en que se ha convertido la España actual, donde la voluntad del pueblo jamás se cumple, donde los programas de los diferentes partidos se los pasan nuestros queridos políticos por la entrepierna, donde nadie dimite por más que se esté manchado de mierda hasta las orejas (Marca España) y donde la manipulación y la mentira se ha convertido ya en el día a día de nuestras televisiones (de las públicas ni hablamos), para colmo llega un año de elecciones.

 

Y es que la degradación de nuestra sociedad en el tema político (con tanto gobernante bajo sospecha) ha llegado a tales extremos, que más que un acto cívico de normalidad democrática, lo que nos encontraremos los electores en los próximos comicios, será una jauría de auténticas fieras que no dudarán en insultar, difamar, traicionar, amenazar y morder al contrario o a cualquiera que difiera de sus ideas, con tal de conservar la parcela de privilegios que les asegura su escaño, en este esperpéntico zoo en que se ha convertido la clase política española.
 
Las estadísticas, manipuladas y manipulables hasta límites insospechados por según quién las exhiba, serán utilizadas por unos y otros a su antojo, para intentar remover las conciencias de aquellos votantes indecisos, desinteresados o desinformados (objetivo principal de la rastrera táctica del miedo) a la que se aferrarán los viejos políticos como si la vida les fuera en ello, con tal de conservar sus sillones. ¡¡Y lo peor de todo es que no se pueden imaginar cuanta gente ignorante o ingenua los cree!!

Los nervios desatados (y no saben ustedes cuanto) delatan la inseguridad y el miedo de los que hasta hace poco se sentían totalmente seguros en sus sillones, hasta el punto de creerse tocados por la mismísima mano de Dios. Esta circunstancia hacía que no se cortaran a la hora de hacer ostentación de actitudes chulescas, más propias de caciques del siglo pasado que de un país moderno del siglo XXI. Ayudados por las falsas propagandas que les fabrican y difunden los medios de comunicación y sus comprados periodistas, pretenden hacernos creer que la cruda realidad que nos rodea y el negro futuro de nuestros hijos, es en realidad un país repleto de colores y oportunidades, en el que únicamente tenemos que estirar la mano para coger la manzana. Lo triste de esta falsa visión de cartón piedra -de éste decorado- es que una vez transcurridas las elecciones todo se desvanecerá como una montaña de naipes y nos quedaremos de nuevo con cara de imbéciles.


"una vez transcurridas las elecciones todo se desvanecerá como una montaña de naipes y nos quedaremos de nuevo con cara de imbéciles"


Pero dejémonos de sermones y centrémonos en Corral de Almaguer, que es lo que nos interesa, donde los nervios y la desesperación parecen estar haciendo de las suyas en los últimos tiempos y -como dicen los abuelos- “vantando chispas”

Fieles a la seriedad que viene demostrando nuestra revista, decidimos enviar a nuestros corresponsales Pepita Poncillo y Feliciano Calaveras, para recoger la opinión de nuestros paisanos sobre el controvertido tema de las elecciones.

Indalecio Paramecio, profesor jubilado con fama de mente lúcida, que se encontraba en aquel momento repasando el periódico en el bar de Pantuflo, fue el primero que se ofreció voluntario para darnos su opinión –como él dijo- sin pelos en la lengua:

“Miren ustedes, la gente con dos dedos de frente –entre los que me incluyo- estamos muy hartos de las mentiras de los políticos y de que se piensen que a los ancianos nos pueden tomar el pelo como si fuéramos idiotas. Los jubilados depositamos en ellos nuestra confianza hace tres años y nos hemos encontrao con el timo de la estampita. Más le digo: la cosa ha llegado a tales extremos, que como no nos plantemos y cortemos por lo sano, ésta gente nos deja sin respirar o nos cobra el aire. Y ya no es sólo que no hayan cumplido ni una sola de sus promesas electorales, es que mientras ellos se llenaban los bolsillos y se llevaban el dinero a manos llenas delante de nuestras narices o arreglaban sus locales con dinero negro, a los pobres jubilaos nos hacían pagar parte de los medicamentos, (con lo que nuestras pensiones se reducían ostensiblemente), y contemplábamos atónitos e impasibles el rapidísimo deterioro de la sanidad pública"

"Y mire usted lo que le digo: si los españoles de mi generación estábamos orgullosos de algo, era de haber conseguido una Sanidad gratuita y de calidad para todos, en el más amplio sentido cristiano de la palabra. Pues bien, pasados apenas tres años, el panorama es desolador y el deterioro inaudito e insoportable. Vaya a Toledo y dese una vuelta por las urgencias y me lo cuenta. Es como si hubiera pasao la marabunta o la langosta, se lo digo yo.  Y yo me pregunto: ¿Pero cómo hemos sido capaces de permitir semejante atropello? ¿Pero cómo es posible que los pobres volvamos a pagar una vez más los desmanes de los ricos (en este caso de los bancos) y encima les paguemos también el rescate? ¿Pero qué clase de gente nos gobierna señor mío? ¿Son estos los mismos que acudían a las manifestaciones con el Rouco Varela?  ¿Son éstos los cristianos de misa diaria? ¡Qué clase de justicia social y caridad cristiana entiende esta gente! ¿Pero si esta gente sólo es amiga del dinero? ¡¡Qué engaño de vida es éste!!" 


"¿Son éstos los cristianos de misa diaria? ¡Qué clase de justicia social y caridad cristiana entiende esta gente! ¿Pero si esta gente sólo es amiga del dinero? ¡¡Qué engaño de vida es éste!!"

"En fin: no os asustéis porque me haya puesto así, que me ha servido para esfogar un poco. Que lo peor de todo no es ya poner remedio a esta triste situación, sino tener que bregar con tanta gente ignorante y fácil de engañar como hay todavía en los pueblos. La incultura de los pobres es el arma que utilizan los poderosos para eternizarse en el poder. Cuanto más ignorantes, más fáciles a la hora de meterles miedo y que se crean las mentiras que lanzan diariamente las televisiones. ¿Os extraña entonces que la educación también haya sido otra de las grandes perdedoras?  Dales fútbol y procesiones y ya tienes el futuro. ¡¡Pero menudo futuro!!"
"Bueno os dejo, otro día si queréis hablaremos más tranquilamente de la educación, de la pérdida de los derechos de los trabajadores, de la pobreza infantil o de cualquier otro de los desastres del gobierno"
 
Una pregunta más señor Indalecio, ¿Qué opina usted de Podemos y la fuerza que ha adquirido ese partido en tan poco tiempo?

"Pues qué queréis que os diga, que si ya sólo con aparecer en el panorama político han sido capaces de producir semejante revolución y temor a los partidos políticos tradicionales, Benditos sean ¡¡Ojala hubieran aparecido antes!! Que si alguien tiene que limpiar y barrer tanta mierda y tanta morralla como está instalada en el poder, esa tiene que ser la juventud española. Espero que tengan suerte y sobrevivan a la tremenda e injusta campaña de acoso y derribo a que les están sometiendo los grandes partidos y sus televisiones. Y espero, por su bien, que la gente joven no sea tan ignorante como los de mi generación y se crean las grandes mentiras que un día sí y otro también fabrican los poderosos contra ellos. Si algo tengo claro es que son la esperanza del futuro, y sin la esperanza que representan todos estos jóvenes sobradamente preparados y enemigos de las injusticias, la juventud sólo encontrará más de lo mismo"



Desde el bar de Pantuflo: Pepita Poncillo y Feliciano Calaveras.


lunes, 16 de marzo de 2015

Lo fostian anca fritas después de soltar que el vino tenía tonos cerezas y ligeros aromas afrutados.

Aquí tenemos a Aurelio Garrafas recreándose en su cata particular. 

 



Aurelio Garrafas García-Arroba, mozo viejo de nacimiento y aficionado en exceso a empinar el codo, recibió varios tortazos de los clientes del bar de fritas, cuando a éste no se le ocurrió otra cosa que decir que el chato de vino que se estaba tomando tenía tonos cereza y ligeros aromas afrutados. 

 

“Te paequee la hostia con las que nos viene el tonto este” –le soltaron sus habituales colegas de taberna- “Con que es incapaz de distinguir entre el vino y el aguarrás y si se tercia se bebe la colonia de su hermana, y ahora nos viene con to esas gilipolleces de moda tan extendidas entre “los quiero y no puedo” de la población. Amos por Diooos, pero si lo único que el Aurelio ha conseguido distinguir a lo largo de su vida es a qué cooperativa pertenece el vino peleón que se toma.  ¡¡Te paequeee la hostia…..!! y encima estira el dedillo y to al coger el vaso…. dices tú que matalo….”
Los hechos ocurrieron al día siguiente de participar en una de las catas de vino del pasado fin de semana y sentirse alumno aventajado, al comprobar que era capaz de identificar si el vino era de la Muela o de la Paz y de qué tinaja provenía. La gente se quedaba atónita al ver lo que adivinaba el Aurelio, al igual que alucinaban al ver la cantidad de copas que era capaz de meterse entre pecho y espalda con cada cata, mientras los demás lo miraban, lo olían, le daban un sorbillo y algunos hasta lo escupían. 


"al comprobar que era capaz de identificar si el vino era de la Muela o de la Paz y de qué tinaja provenía"

“Estaba tirao” –nos comentó el propio Aurelio- “si lo único que había que hacer era aprendese cuatro frases técnicas sobre el asunto y soltalas a la menor ocasión como hacen tos esos que van de finos. Ya sabéis, to eso de que si presenta colores rojo cereza con aromas afrutados, que si ligeros toques de madera, que si sabor armónico y permanencia en boca persistente…. ¡¡Una gilipollez vamos!!... Te lo digo yo que me he bebío media cooperativa…. Por mucho que lo intente el que dirige las catas, nunca va a ser lo mismo lo que siento yo al echame un chato, que lo que siente Leandro Tragafrascas al meterse su medio litro de vino mañanero, amos ni por asomo. Pero vamos..., ya se sabe que es cosa de la moda y to cristo entra a trapo en la tontería”
“Ahora…., también te digo que si ya de por sí hay tontería en esto de las catas de vino” -continuó el amigo Aurelio- “lo que desde luego no soporto ni un pelo es la última gilipollez inventada por tos esos snobs que van de elitistas. Me refiero a to eso del “maridaje”. Amos a mí que no me jodan que para decir si un vino combina bien con una comida hay que soltar semejante gilipollez”. ¡¡En toas maneras nos come tanta tontería!!"


“lo que desde luego no soporto ni un pelo es la última gilipollez inventada por tos esos snobs que van de elitistas. Me refiero a to eso del “maridaje”

Sorprendidos por la agudeza mental del amigo Aurelio -a pesar del excesivo uso que hace de "los caldos" (como dicen ahora los horteras que van de entendidos)- y conscientes de que estas cosas, como tantas otras de la vida, están cada vez más influidas por la moda del momento y el creciente espíritu gregario y borreguil de las personas, nos quedamos con la frase que soltó Pablo Álvarez Mezquíriz (dueño de las bodegas Vega Sicilia) cuando en una ocasión le preguntaron su opinión por toda esta nueva moda del vino y de las catas:
“A este mundo le sobra tontería y le falta oficio y bastantes dosis de autocrítica”


Desde el patio de la Leoncia entre sabores a frutas del bosque y tonos ambarinos les informó: Gervasio Somarro.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination